Seleccionar página

Encimeras

Una de las primeras preguntas que nos vienen a la mente cuando queremos comprarnos una encimera es ¿Vitrocerámica o inducción? Y es que se trata de dos sistemas de cocinas eléctricas muy diferentes en su fundamento físico y el ahorro energético que deparan.

En Exquisit, disponemos de las dos principales variantes y con horquillas de precio diferentes para adaptarnos al bolsillo de cada uno.

A continuación puedes ver una selección de encimeras y te explicamos cuales son sus principales ventajas para que puedas elegir a la que más se adapte a tus necesidades.

Mostrando todos los resultados 12

Encimera vitrocerámica

¿Cómo funciona?

La vitrocerámica es un sistema de cocción eléctrico basado en una placa lisa de cerámica vitrificada, con gran capacidad al calor y también a la hora de transmitirlo. Es una superficie de cristal con de dos a cuatro resistencias circulares debajo, a modo de fogones.

Estas resistencias se calientan con alimentación eléctrica y trasmiten el calor a la superficie, donde ira el alimento que queramos calentar con su debida, olla, cazo o sartén. Los fogones de vitrocerámica se encienden con un botón sin relieve y permiten regular la potencia que le queremos aplicar al fogón normalmente de entre el 1 y 9.

Ventajas de la vitrocerámica

  • Se pueden usar todo tipo de recipientes, lo cual es una ventaja con respecto a la inducción que suelen ser más costosos. También acepta recipientes de barro.
  • Produce un calentamiento progresivo. esto en determinados cocinados puede ser una ventaja ya que nos interesa que no se caliente demasiado rápido y la comida pueda quemarse.
  • Fácil de limpiar. Al ser una superficie lisa, no se requiere de mucha complicación, si no se ha manchado mucho, pasando un papel de cocina nos puede valer, y en el caso de que haya manchado mucho, hay productos especiales que también podemos utilizar.
  • Impurezas sobre la superficie. A veces estamos cocinando y se mancha la superficie, esto no será un problema y podremos esperar al finalizar para limpiarlo, ya que el calor lo soporta bastante bien y no interrumpe el cocinado.

Inconvenientes de la vitrocerámica

  • Gasto eléctrico. Debido a su resistencia eléctrica, el consumo de electricidad es mayor.
  • Calienta más lentamente. Si antes mencionábamos que puede ser una ventaja, también puede ser una desventaja si por ejemplo llevamos una gran cantidad de agua a ebullición deberemos esperar más rato o bien si tenemos prisa para cocinar puedes ser incluso pesada la espera.
  • Enfriamiento de la superficie. En ocasiones apagamos el fuego y dejamos, por ejemplo la olla, en el mismo sitio, y se trata de una superficie que tarda en enfriarse así que corremos el riesgo de que el cocinado siga cocinándose.
  • Posibles quemaduras. El hecho de quitar la olla y que parezca que está ya frio y no lo está, ya que como andes comentábamos sigue caliente y se enfría poco a poco.

 

Encimera de inducción

¿Cómo funciona?

Las cocinas por inducción funcionan con un potente electro-imán que se estimula eléctricamente, creando un campo magnético que genera calor en la superficie de metal que se encuentre inmediatamente encima de él. Al igual que la vitrocerámica, presentan una superficie de cristal cerámico liso y también pueden regular el calor que dan mediante un botón sin relieve.

Ventajas de la inducción

  • Calienta mucho más rápido que la vitrocerámica. Nada que ver la velocidad de calentamiento que tiene, es mucho más rápida ya que transmite el calor a gran velocidad.
  • Menor consumo eléctrico. Se podría decir que gasta un 50% menos de energía que la vitrocerámica, así que nuestro bolsillo cuando llega la factura de la luz lo va a agradecer.
  • Control de temperatura. Actúa como el gas (en este caso lo hacemos a ojo), en este caso podemos controlar digitalmente la potencia. En el momento que lo apagamos, a los pocos minutos deja de quemar, así que el riesgo de producirse quemaduras se rebaja drásticamente.
  • Fácil limpieza. Aquí la vitro y la inducción empatan y ganan al gas en cuanto a limpieza se refiere.

Inconvenientes de la inducción

  • No todos los recipientes valen. Y esto el bolsillo lo nota, ya que son algo más caros los recipientes de la inducción vs la vitrocerámica.
  • No sirven ollas de barro. Si queremos hacer algún cocido en un recipiente de barro no nos va a servir la inducción. Expertos cocineros opinan que la cocina en barro tiene un sabor especial.
  • Más caras. Inducción es bastante más cara que vitrocerámica, aunque si que es verdad que gasta menos, así que con los años se amortiza seguro pero el desembolso inicial es superior.